En la recta final de la Copa del Mundo

Es hora del raconto de las últimas carreras de Copa del Mundo posteriores a los Mundiales de Val D`Isere y previas a las finales de Äre.
Para comenzar, hay que decir que el suizo Didier Cuche mantuvo el impulso ganador que se había llevado de Francia y conquistó el slalom gigante de Sestriere, Italia, donde estuvo secundado -en otra analogía de lo sucedido en Val D`Isere- por los austríacos Stephan Goergl y Benjamin Raich. En esta prueba, el argentino Cristian Simari Birkner, único latinoamericano que participa en la máxima categoría del ski de competición, no pudo finalizar la primera manga.Al día siguiente, Cuche estuvo a punto de repetir el tirunfo en el Super Gigante de no haber sido por el austríaco Romed Baumann, quien le robó unas milésimas para obtener su primera victoria en el circuito. Esta vez, Simari Birkner finalizó en el 43º lugar.
El último evento en el centro italiano fue la Super Combinada, que tuvo nuevamnete a Baumann como vencedor, seguido por el francés Julien Lizeroux y el suizo Carlo Janka, mientras que Simari Birkner quedó en el 42º puesto.
La siguiente escala fue en Kranjska Gora, Eslovenia, en donde el estadounidense Ted Ligety (foto) fue el más rápido en el slalom gigante y logró su primer trofeo de la temporada, con el vetarano Cuche otra vez prendido en el podio junto al italiamo Massimiliano Blardone; aquí Simari Birkner no pudo pasar en esta prueba el corte clasificatorio para los primeros 30 corredores tras la primera manga.
Ya en el primer día de marzo, aunque en el mismo escenario, esta vez con un slalom plantado en las pistas eslovenas, el ganador fue Lizeroux, escoltado por el italiano Giuliano Razzoli y el alemán Felix Neureuther; nuevamente, y por escasas milésimas de segundo, el esquiador barilochense se quedó afuera de la segunda bajada.
La última parada del circuito fue en Kvitfjell, donde se corrió primero un descenso que había sido cancelado a fines de enero en Garsmisch-Partenkirchen, y en el que inauguró triunfo el canadiense Manuel Osborne-Paradis, seguido por el austríaco Michael Walchhofer y el local Aksel Lund Svindal. Dos días después se volvió a correr un descenso, esta vez el previsto en el calendario para este escenario, y tanto el canadiense como el austríaco subieron otra vez al podio aunque esta vez secundando a otro tirolés, Klaus Kroell. Y aunque pudo completarse una carrera postergada, el mal tiempo volvió a hacer de las suyas y obligó a cancelar sin posibilidad de recuperación el último Super G de la temporada regular.
Así las cosas, la carrera rumbo al Globo de Cristal que premia al esquiador más regular del invierno no podria estar más pareja cuando están a punto de comenzar las Finales de Äre; sólo ocho puntos separan a tres atletas: el croata Ivica Kostelic y el austríaco Raich (837) y quien se puso a tiro siendo profeta en su tierra, el noruego Svindal, con 829. Las pistas suecas serán, entonces, el escenario de un sprint final de Copa del Mundo más emocionante de los últimos años.
(Crédito foto: Nevasport)

Comentarios

  1. Freeskier X1:54 a.m.

    Puede ser que sea una definicion pareja, pero mas parece ser por el bajo nivel que porque los que estan en punta esten arrasando... Y sino recordar al gran Herman Maier, cuando ganaba la Copa del Mundo con 2000 puntos!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:46 a.m.

    Como que Kostelic pelea el Globo? si se perdio val diser y no corre regularmente desde enero?

    ResponderEliminar
  3. Thomas Alexander11:01 p.m.

    Gane quien gane, nada podra tapar la sensacion de que si Bode Miller no colgaba las tablas casi a mitad de temporada hubiera arrasado otra vez

    ResponderEliminar
  4. Diego G.4:08 p.m.

    Thomas, por suerte Ligety viene creciendo a pasos agigantados porque no parece que la carrera de Miller vaya a extenderse demasiado: si no cuelga los esquies esta temporada, sera la proxima

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Búsqueda personalizada