Recuerdos de Abeldoben

Como no podía ser de otra manera, Suiza también tiene su propio mini-tour dentro del circuito mundial de ski alpino, y la primera parada fue en el mítico centro de Abeldoben, donde el circo blanco armó un festival técnico imperdible.
En la primera fecha, en el slalom gigante, las tribunas colmadas de helvéticos enmudecieron cuando un intruso, claro, austríaco, estampó su firma con fuego al vencer en esta prueba por tercer año consecutivo: el inefable Benjamín Raich (foto), de él se trata, se convirtió en el segundo esquiador de esa nacionalidad, después de otro monstruo como Hermann Maier, en lograr un triplete en la difícil pista Chuenisbergli. Raich le jugará al tres en la lotería tirolesa: además de su tercera victoria al hilo, logró el tercer triunfo de la temporada y el 33º de su carrera. Ese primer día, el público local tuvo que conformarse con el cuarto puesto de uno de los suyos, que tuvo su mérito: Sandro Viletta partió con el dorsal 53 y quedó en un lejano 24º puesto en la primera manga, pero una magistral bajada en la segunda lo dejó con puntos para el ranking de la especialidad.
Al día siguiente, en el slalom, los suizos, ya sin créditos locales a quien apoyar en la segunda manga, siguieron alentando a cada corredor como si fuera su pollo, salvo a los austríacos que, encima, se alzaron con un 1-2 de la mano de Reinfried Herbst –en la mejor performance de la temporada- y de Manfred Pranger, que tuvo una vuelta grandiosa al podio después de un largo período de recuperación.
Cristian Simari Birkner, único latinoamericano que compite en la máxima categoría del ski, volvió a contarle a SKI CENTRAL vía Facebook su experiencia, esta vez su paso por Chunisbergli: “El slalom de Aelboden es uno de los mas dificiles que hay, y como no estaba al 100 por ciento decidi pasar del gigante y correr al menos el slalom. No esquié mal, pero estando un poco duro de la espalda no pude ser muy continuo, hacía unas 10 puertas muy bien y después algún error o frenada, y a este nivel eso no se puede; llegando casi al final hay un muro como de 40 grados de pendiente con cuatro puertas complicadas, ahí me senté un poco y me salí. Igual, sigo en Suiza, quiero hacer la próxima combinada y tal vez, por qué no, el descenso. Sigo con fisioterapia, y cada día estoy mejor.”
El corredor barilochense confirmó así su participación en Wengen, donde se cierra la mini-gira por pistas suizas. Preparen el chocolate.
(Crédito foto: Nevasport)

Comentarios

  1. Anónimo1:59 a.m.

    Cita textual a través de Facebook??? que pobre el periodismo del siglo 21......

    ResponderEliminar
  2. La Vuelta Perfecta11:05 p.m.

    Beni Raich es uno de esos casos en los que un excelente deportista esta a la sombra de varios pares de su generación con algo mas de talento. una lastima, pero quien le quita lo bailado

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Búsqueda personalizada