[Editorial] Los resorts en la era de la información

Por Roberto Escardó
En lo que hace a la comunicación de los centros de ski hacia sus usuarios ha caído mucha nieve sobre el puente y se ha recorrido un largo camino, es cierto: hoy en día, es impensable que se repitan algunas publicidades que aparecían hace menos de una década atrás, en las que un centro, para ilustrar una nota de un suplemento de turismo, enviaba al editor una foto de la temporada anterior, con mucho más nieve que la que había en ese momento. Sin embargo, todavía queda mucho por mejorar en los centros invernales sudamericanos, sobretodo en una época en la que, como comentábamos desde este espacio hace poco, en el primer mundo los centros de ski tienen el aspecto comunicacional ampliamente desarrollado y ya están incluso metidos de lleno en la redes sociales y otras variantes de la web 2.0.
Si bien la situación varía de un centro de ski a otro, en términos generales el déficit más importante pasa por la llegada de la información al usuario. Si bien es un hecho que casi todos los resorts tienen su propio sitio web institucional, muchos se han quedado en el tiempo en cuanto a diseño y funcionalidades, o no están lo suficientemente actualizados. Varios sitios, además, carecen de herramientas que permitan generar un feedback por parte del usuario, lo que limita la interacción y hace sentir al visitante más visitante que nunca. En ocasiones, estos sitios tampoco tienen siquiera la chance de suscribirse a un Newsletter o E-Mail periódico que permita al usuario enterarse de las novedades: sin esto, y siendo los sitios web institucionales de por sí poco dinámicos a nivel de actualización, es difícil que un usuario vuelva a la página con frecuencia.
Si bien es cierto que varios resorts han incursionado en ciertos aspectos como la creación de perfiles o grupos en redes sociales, lo cierto es que quedan aún muchas plataformas en las que hacer pie y luego explotar: la comunicación a través de plataformas móviles, como celulares y dpa fundamentalmente, y dentro de las digitales explorar otros formatos con los que lograrían llegar más efectivamente a nichos acordes a su industria, como blogs y redes sociales creadas ad hoc para cada centro.
Al márgen de lo que son las herramientas comunicaciones, hay otro aspecto en el que también se percibe todavía cierta resistencia por parte de los centros de ski locales, y que tienen que ver con un aspecto más filosófico de la comunicación: dicho de la forma más coloquial posible, se trata de la teoría de que es necesario comunicar siempre, y no solamente cuando las noticias son buenas. Esto se aplica a múltiples situaciones, pero fundamentalmente a las novedades sobre la cantidad y calidad de nieve, a la situación y actualidad de los medios de elevación, a las tarifas vigentes en cada momento de la temporada. No es algo que suceda sólo en Argentina pero sí algo que infortunadamente se pone bastante en práctica: la creencia de que lo que no se cuenta no sucede o no existe, cuando la experiencia demuestra que un centro de ski que desea crear fidelidad en sus clientes tiene que ser completamente honesto y sistemático en la comunicación hacia ellos.
Ojalá así sea, en el corto plazo, en todos los resorts de Sudamérica.
(Crédito fotos: Superstock & Image Bank)

Comentarios

  1. La Vuelta Perfecta12:01 p.m.

    Interesante mirada, adhiero don Escardó

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Búsqueda personalizada