Los chicos primero, ahora más que nunca

Aún con sus diferencias de criterios, de targets y presupuestos, hay un objetivo que es común a todos los que de alguna forma integran la industria, e incluso en cualquier latitud donde haya una pendiente nevada sobre la cual deslizarse: generar nuevos esquiadores. En la Argentina, por ejemplo, este es un desvelo que ha dado en los últimos tiempos buenos resultados, como fue la formación de la Cámara Argentina de Ski: a partir de ésta, los centros ya no compiten entre sí para quedarse con los esquiadores, sino que se unen para promover el “destino nieve”, concientes de que sólo incrementando la masa crítica el negocio será tal para todos. En esa misma dirección apunta la flamante campaña de la FIS (Federación Internacional de Ski), a través de su programa “SnowKidz, llevemos a los niños a la nieve”. El objetivo fundamental del órgano que rige los destinos de casi todas los deportes de invierno no puede ser más motivador: que todos los chicos de entre 4 y 14 años puedan experimentar la fascinación que genera la nieve.
Para lograr este obejtivo, la FIS dividió el programa en dos: el primero tiene que ver con la promoción y difusión a nivel internacional, y el segundo, tal vez el aspecto más interesante, es a través de campañas específicas en cada uno de los países miembros. A nivel por ejemplo de Asociaciones Nacionales -tanto la Argentina como la Chilena son miembros plenos-, se acordó crear un Premio SnowKidz para reconocer a la federación que haya creado e implementado el mejor programa para llevar chicos a la nieve. Además del reconocimiento internacional, que será otorgado en la Asamblea Anual de la FIS, esto servirá para compartir y replicar las mejores prácticas en otros países.

Los centros también se suman
Además de las asoaciaciones nacionales, los centros de ski también se pueden convertir en “socios” del programa.
Dando una simpática señal de que no vive en una nube de nieve, la Federación Internacional entendió que uno de los motivos por los que decreció el número de nuevos esquiadores en los últimos años es la percepción de que un día de ski, en especial para una familia, es caro económicamente hablando. Para combatir esta traba, la idea es que los centros socios implementen programas del tipo pase gratis para todos los chicos de hasta nueve años, o rebajas significativas de por ejemplo un 30 % a los menores de 18; en contraprestación, el centro pasará a ser oficialmente un “Resort FIS SnowKidz” y gozará, entre otros beneficios, el de integrar su nombre a la campaña mundial de comunicación. ¿Gerenciás un centro de ski y querés ser parte? Mandá un mail a esta dirección ahora!
Para no dejar dudas sobre el objetivo final, la FIS se tomó el trabajo de aclarar algo que, desde siempre, es un hecho para todos los clubes patagónicos y no tan patagónicos de ski a ambos lados de la Cordillera de los Andes, y es que la finalidad de todo esto no es “crear” corredores ni atletas de alta competencia, sino generar simplemente amantes de la nieve: amantes de la nieve de por vida, como suele suceder siempre que se ama algo con pasión.
(Crédito fuente e ilustraciones: FIS y FIS SnowKidz)

Comentarios

  1. Anónimo12:44 p.m.

    Gran iniciativa

    ResponderEliminar
  2. Thomas Alexander5:57 p.m.

    El futuro del esquí argentino también depende de esto::::

    ResponderEliminar
  3. Conciencia tranquila, desde el rol docente. Aunque impaciente en ver algun dia una sinergia ideal de trabajo entre todos los componentes para el logro del Gran Objetivo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares

Búsqueda personalizada